Seguridad e Infraestructura: Retos de abanderados en Jalisco

Seguridad e Infraestructura: Retos de abanderados en Jalisco

nube-calidad

Las elecciones intermedias suelen ser procesos electorales con bajas tasas de participación y con un alto porcentaje de abstención. Sin embargo, estas elecciones parecen ser distintas por diversos elementos. Primeramente, es importante destacar que el debate público se ha adelantado a las calles. La ciudadanía parece estar mucho más informada sobre todo por la conciencia que genera el saber que estos comicios son decisorios para 2018.

De igual forma, surgen partidos que han ido ganando terreno en Jalisco y despertando el interés de la gente debido a que por primera vez aparecen como competidores reales logrando de esta forma quebrantar el bipartidismo de siempre. Se podría argumentar que en Jalisco el voto suele ser bastante conservador y que por ende, no se mueven mucho las preferencias políticas. Empero, han surgido actores que muestran una agenda mucho más organizada y que están despertando el interés de los ciudadanos.

Relacionado a lo anterior, es importante destacar que es esta una elección que básicamente se decidirá entre los jóvenes, por tanto se habla de una mentalidad mucho más abierta a nuevas opciones. Según datos del Instituto Nacional Electoral (INE), dos millones 614 mil jaliscienses de la lista nominal tienen entre 19 y 39 años, lo que significa 50% de todos los electores del Estado.

A pesar de los nuevos elementos en boga, y de la conciencia ciudadana que parecen estar refrescando el sistema político, existe un malestar generalizado que ha propiciado que los ciudadanos sientan antipatía y vean con escepticismo a los políticos y el proceso electoral. Existe información que los candidatos aspirantes deberían tomar en cuenta con relación al voto de los  tapatíos, ya que éstos no han manifestado estar muy satisfechos con los gobiernos que tienen.

Según los datos de Jalisco Cómo Vamos, la mucha aprobación es muy menor en comparación a los que desaprueban mucho. Al sumarse todas las franjas que hablan de algún grado de aprobación, ningún gobierno alanza el 45%. Los datos de la encuesta revelan que el promedio de los tapatíos totalmente insatisfechos con el gobierno es de 17%.

Es pertinente mencionar que el Área Metropolitana de Guadalajara es un área que se conforma por seis municipios en las zonas urbanizadas, así que referirse a un 17% de insatisfechos no es hablar de un gobierno, sino de seis. Haciendo un recuento de insatisfacción municipio por municipio, cada gobierno ha sido calificado por sus ciudadanos otorgándoles un grado de insatisfacción específico.

En el caso de El Salto y Tlaquepaque, la insatisfacción hacia los gobiernos llega hasta un 27% seguido por Zapopan con un 20%; en el caso de Tonalá baja a un 14% y finalmente Guadalajara tiene el gobierno municipal con menos ciudadanos insatisfechos con un 11%.

Aunque los números varían entre los municipios existen malestares que los seis tienen en común. Parece ser que hay dos temas prioritarios urgentes que deben ser atendidos de forma general: prevenir el delito garantizando la seguridad ciudadana y mejorar el estado de las calles y las banquetas. Los insatisfechos con las calles, banquetas y lugares por los que pasan, en el promedio del Área Metropolitana de Guadalajara es de 31%; Tlajomulco 39%; en Tlaquepaque 41%, y El Salto 50%.

Es particular el hecho de que en ninguno de los municipios el principal problema  percibido es de índole económica. Esto se traduce en que aquellos que sean electos deberán poner atención en mejorar aspectos elementales que debe haber en la vida del ciudadano.

En el caso de Guadalajara prevenir el delito y garantizar la seguridad ciudadana es para 33% la prioridad que deberían tener los próximos alcaldes y el mejorar el estado de calles y banquetas lo es para 13%. En el Salto lo particular es que aunque son los mismos aspectos que se consideran deben mejorarse, el estado de calles y banquetas no se encuentra muy alejado de la necesidad de prevenir delitos. Prevenir el delito es prioritario para 26% y el mejoramiento de calles está a solo seis puntos abajo. Asimismo, el alumbrado resalta de forma negativa en El Salto por encima del promedio de la ZMG. Lo que puede traducirse de lo mencionado, es que los ciudadanos de dicho municipio consideran importante que se replantee la necesidad de mejorar la planeación en cuestión de infraestructura.

Se considera que las propuestas integrales en materia de seguridad serán fundamentales para que los ciudadanos decidan optar por candidato y no por otro. Las preferencias electorales se inclinaran hacia aquellos que propongan de forma concreta soluciones para erradicar la violencia que ha habido a lo largo de la historia de Jalisco. La situación en las calles debe influir en los candidatos para que respondan a las demandas ciudadanas y al reclamo generalizado para la elaboración de propuestas que empiecen a funcionar desde el inicio de los gobiernos. Debido a la tendencia de sucesos que han ocurrido en Jalisco, los ciudadanos serán mucho más analíticos a la hora de decidirse por una opción. Esta será una de las grandes diferencias que se vivirán en estas elecciones 2015.

Airée Coronado

Airée Coronado

Estudiante de Ciencias Políticas y Gestión Pública en el ITESO y colaboradora en Jalisco Cómo Vamos.

Ver más entradas de este autor

Airée Coronado

Estudiante de Ciencias Políticas y Gestión Pública en el ITESO y colaboradora en Jalisco Cómo Vamos.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*