Números educativos

Números educativos

Una manera en la que las personas pueden darse cuenta de la situación de la educación en el territorio que habita, es hacer contacto con los números educativos. Contar es una tarea cansada en ocasiones. Por eso los profesionales y las oficinas del gobierno se encargan de hacer estos cálculos. El gobierno se preocupa por identificar si ya se resolvió algún problema o si la situación de la educación es mejor o peor en relación a gobiernos anteriores o en relación al año anterior.

De Jalisco hay disponibles algunos números relacionados con la educación con los cuales podemos darnos cuenta de la situación educativa. Por ejemplo, en Jalisco durante el ciclo
escolar 2013 – 2014 funcionaron 15,000 escuelas si se suman las de todos los niveles, de preescolar a universidad, y todas las modalidades, escolarizadas y no escolarizadas. En esas escuelas estudiaron 2 millones 284,000 estudiantes y trabajaron 120 mil 932 docentes.

Y si la población total de Jalisco es, en números redondos, siete millones, pues uno de cada tres jaliscienses está relacionado con la educación.

Y ¿cuánto cuesta sostener y operar ese tamaño de educación? Es difícil saberlo con precisión pues las cuentas públicas están dispuestas y ordenadas según un esquema parecido a un laberinto y una persona no entrenada puede perderse al seguir la pista de
los dineros disponibles, los dineros efectivamente gastados, los no gastados o ahorrados y los dineros de particulares y los del gobierno, pues en Jalisco existen registradas 2 mil ochocientas treinta y cuatro escuelas de sostenimiento particular.

Bueno, los números disponibles indican que la educación en Jalisco dispone de un presupuesto de 28 mil millones pesos y un poco más, en este año 2014. Una forma de saber si es mucho o poco es hacer una relación entre el total de estudiantes y el total de pesos presupuestados.

La relación de dividir pesos entre estudiantes nos ofrece este número: 12 mil trescientos once pesos por estudiante. Esa sería la cantidad que tendría que pagar cada estudiante o su familia por recibir en 2014 la educación en la cual quedó inscrito. Un poco más de mil pesos al mes.

¿Qué tal si una familia tiene tres hijos en edad escolar y tuviera un ingreso familiar de, por ejemplo, seis mil pesos al mes? Pues la mitad de su ingreso lo dedicaría a la educación.

Ese monto de ingreso proviene de los impuestos, no de las familias directamente. Ahora, si de manera sencilla suponemos que uno de cada dos jaliscienses aporta impuestos al gobierno, es decir 3 millones y medio de personas,  cada uno de ellos aporta ocho mil pesos para hacer posible el gasto educativo. Ese es el tamaño de los impuestos que el gobierno recibe de los contribuyentes para destinarlos a pagar los servicios educativos.

Son números grandes. Y la novedad es que no alcanza el presupuesto para operar la educación. Revisar cuál es el monto de impuestos necesarios para atender todo lo que la educación requiere y además lo que hoy se pide a los padres de familia como contribución voluntaria es una necesidad importante, y los números nos ayudarán a revisarlo en  mi próxima entrega.

Las opiniones expresadas por nuestros colaboradores son a título personal y no necesariamente reflejan la postura de Jalisco Cómo Vamos

Miguel Bazdresch

Miguel Bazdresch

Integrante del Equipo Temático de Educación en Jalisco Cómo Vamos. Ingeniero Químico por el ITESO, Maestro en Educación por la Universidad Iberoamericana y Doctor en Filosofía de la Educación por el ITESO. Estudia y escribe sobre temas de política educativa, convivencia escolar y aprendizaje en red. Es profesor-investigador en el ITESO y fundador de la Red Latinoamericana de Convivencia Escolar y Jefe del Centro de Aprendizaje en Red del Iteso. Escribe en Milenio Jalisco los domingos.

Ver más entradas de este autor

Miguel Bazdresch
Integrante del Equipo Temático de Educación en Jalisco Cómo Vamos. Ingeniero Químico por el ITESO, Maestro en Educación por la Universidad Iberoamericana y Doctor en Filosofía de la Educación por el ITESO. Estudia y escribe sobre temas de política educativa, convivencia escolar y aprendizaje en red. Es profesor-investigador en el ITESO y fundador de la Red Latinoamericana de Convivencia Escolar y Jefe del Centro de Aprendizaje en Red del Iteso. Escribe en Milenio Jalisco los domingos.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*